Una resolución de la ONU pide a Irán que ponga fin a la persecución de los bahá'ís

18 de diciembre de 2018

NACIONES UNIDAS — La Asamblea General de las Naciones Unidas ha condenado las continuas violaciones de los derechos humanos de Irán contra los bahá'ís y otras personas que se enfrentan a graves restricciones a la libertad de pensamiento, conciencia, religión y creencias.

El lunes, la Asamblea General aprobó una resolución adoptada por su Tercera Comisión el mes pasado que insta al gobierno iraní a «liberar a todos los practicantes religiosos encarcelados por su pertenencia o actividades en nombre de un grupo religioso minoritario reconocido o no reconocido, incluido el dirigente bahá'í encarcelado».

La comunidad internacional también señaló en la resolución los ataques de Irán contra lugares de culto y cementerios bahá'ís, así como «otras violaciones de los derechos humanos, como el acoso, la intimidación, la persecución, los arrestos y detenciones arbitrarios, la denegación del acceso a la educación y la incitación al odio que conduce a la violencia contra» los bahá'ís y otras minorías religiosas. La votación ha sido de 84 votos a favor, 30 en contra y 67 abstenciones.