La resolución de la ONU exige que se ponga fin a la violación de los derechos de los bahá'ís en Irán

16 de noviembre de 2018

NACIONES UNIDAS — La Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU ha realizado un llamamiento a las autoridades iraníes para que pongan fin a las violaciones de los derechos humanos de los bahá’ís en Irán.

La resolución, adoptada el jueves con 85 votos a favor, 30 en contra y 68 abstenciones, expresa «gran preocupación por las severas limitaciones y restricciones que pesan sobre la libertad de pensamiento, conciencia, religión o creencia».

En la resolución, la comunidad internacional menciona los ataques del gobierno iraní sobre lugares sagrados bahá’ís y cementerios, así como «otras violaciones de derechos humanos, incluyendo el acoso, la intimidación, la persecución, los arrestos y detenciones arbitrarias, la denegación del acceso a la educación y la incitación al odio que conduce a la violencia hacia personas que pertenecen a minorías religiosas reconocidas y no reconocidas».

Decenas de miles de bahá’ís han vivido la persecución académica, económica y cultural de forma diaria tan solo por practicar su fe. Actualmente, más de 70 bahá’ís permanecen encarcelados en Irán por sus creencias.

Los bahá'ís en Irán también sufren incitación al odio y a los ataques. Esta foto muestra un grafiti en un cementerio en Hamadán que dice, «muerte con la tortura más severa». Presentación
5 imágenes
Los bahá'ís en Irán también sufren incitación al odio y a los ataques. Esta foto muestra un grafiti en un cementerio en Hamadán que dice, «muerte con la tortura más severa».

«Tenemos la esperanza de que esta resolución envíe el firme mensaje a las autoridades iraníes de que las continuas violaciones contra la comunidad bahá’í no pasarán desapercibidas», dijo Bani Dugal, la Representante Principal de la Oficina de la Comunidad Internacional Bahá’í para las Naciones Unidas. «Cualquier forma de discriminación hacia minorías religiosas por el mero hecho de practicar su fe es absolutamente inaceptable y no será tolerado».

La resolución también exige al gobierno iraní la puesta en libertad de Afif Naeimi, miembro del grupo antes conocido como Los Yarán, que velaba por las necesidades espirituales y materiales de la comunidad bahá’í iraní. Los otros seis miembros del antiguo grupo fueron soltados a lo largo de este año tras haber cumplido condenas de 10 años en prisión que les fueron asignadas según procedimientos legales que carecían de cualquier semejanza a un debido proceso.

La resolución fue patrocinada por Canadá y tuvo 34 copatrocinadores, entre los que se cuenta España.

El largo historial de persecución estatal contra los bahá’ís de Irán está ampliamente documentado. La página web de los Archivos de la Persecución Bahá’í en Irán contiene miles de documentos oficiales, informes, testimonios, fotos y vídeos que muestran pruebas irrefutables de la persecución. El informe de octubre de 2016 llamado «La Cuestión Bahá’í Revisada: Persecución y Resiliencia en Irán» también describe la persecución sistemática a los bahá’ís por parte del gobierno iraní.