Se abren nuevas fronteras de aprendizaje sobre la paz

6 de diciembre de 2012

COLLEGE PARK, MARYLAND, Estados Unidos — La nueva titular de la Cátedra Bahá’í para la Paz Mundial ha descrito diversos aspectos de la futura configuración del programa.

La profesora Hoda Mahmoudi pronunció el 16 de noviembre 2012 su discurso inaugural, celebrado en unas instalaciones del sindicato estudiantil de la Universidad de Maryland

El objetivo fundamental de la cátedra es descubrir nuevas fronteras de aprendizaje sobre la paz, afirmó Hoda Mahmoudi ante una distinguida audiencia.

«El estudio de la paz no consiste solo en la eliminación de la guerra y la violencia —señaló—. La paz se deriva de un estado interior que se fundamenta en valores». Aspirar a la paz es una actitud, una voluntad y un anhelo que promueve el descubrimiento y la aplicación de medidas prácticas en pro de la paz».

La cátedra, creada en 1993 en el seno de la Facultad de Ciencias Sociales y Conductuales de la Universidad, es un programa académico subvencionado que promueve el análisis y el discurso interdisciplinares sobre la paz mundial, y con ello genera conocimientos que promuevan los intereses y el bienestar de la humanidad.

La profesora Mahmoudi señaló: «El conocimiento debe conducirnos hacia nuevas formas de conceptualizar el mundo como una unidad. De este modo podremos desarrollar un proceso de investigación que persiga el conocimiento relevante y útil para nuestra comunidad mundial en permanente cambio».

De entre los diversos temas que trató en su ponencia, la profesora Mahmoudi destacó dos que resultan fundamentales para el discurso actual sobre la paz: la naturaleza humana y los grandes cambios que se están produciendo actualmente en el mundo.

«Son muchos los que se resignan a la idea de que la violencia y la beligerancia son un comportamiento humano innato y, por ende, inmutable —afirmó—. A menudo estas creencias son responsables de, además de producir, una parálisis de la voluntad en todos nosotros […] que no resulta fácil de superar, pero que en cualquier caso se ha de poder».

«En este sentido, el papel de la educación es vital para eliminar conceptos infundados sobre la naturaleza humana».

Asimismo, señaló que las teorías e ideas convencionales también se ven sometidas a pruebas en todos los sentidos en relación al ritmo vertiginoso de los cambios que se producen en la sociedad moderna. «La profundidad y la amplitud de la interconexión del orden mundial son incuestionables. No obstante, la falta de capacidad y de aptitud de las instituciones gubernamentales y sociales para adaptarse a los constantes cambios y para abordar adecuadamente los nuevos problemas supone una grave amenaza para la paz y estabilidad mundiales».

«La Cátedra Bahá’í para la Paz Mundial tiene la singular responsabilidad de promover un proceso educativo que genere un corpus de conocimientos probados que puedan aplicarse para fomentar el surgimiento de un orden internacional más justo, seguro y sostenible», declaró.

La profesora Mahmoudi posee un doctorado en sociología, un master en psicología educativa y una licenciatura en psicología por la Universidad de Utah (Estados Unidos). Antes de incorporarse al claustro de la Universidad de Maryland, sirvió en el Centro Mundial Bahá’í, en Haifa (Israel), durante once años.

Su discurso inaugural puede visionarse aquí (en inglés).