«El problema de los prejuicios»: Un curso universitario sobre la paz deja una huella perdurable en los estudiantes

12 de julio de 2021

COLLEGE PARK (Maryland), Estados Unidos — Cada curso académico, la Cátedra Bahá’í para la Paz Mundial de la Universidad de Maryland ofrece un curso singular que ayuda a los estudiantes a identificar las causas profundas de los desafíos sociales a la luz de los principios espirituales, como la eliminación de todas las formas de prejuicio, la igualdad de mujeres y hombres, y la consulta.

Emily Gorey, antigua alumna de este curso declara: «En mis años de universidad cursé 35 asignaturas, pero esta es la única que cambió los principios fundamentales de mi forma de ver el mundo.

»Fue aquí donde aprendí lo diferente que parece el mundo fuera del Condado de Howard (Maryland), donde crecí. Aprendí cuán sigilosamente las desigualdades se incrustan en nuestros sistemas, pensamientos y entornos. Vi el poder de la empatía enraizar en mí y en los demás.

»He recibido las herramientas para poner mi granito de arena en ayudar a mis semejantes». Gorey añade además que ahora vislumbra cómo su carrera en marketing puede servir para amplificar «las voces que promueven que se ponga a las personas y al planeta por encima de las ganancias».

Hoda Mahmoudi, titular de la Cátedra (en inglés), habla sobre el propósito del curso: «Los Escritos bahá’ís dejan claro que los prejuicios se encuentran entre las barreras más poderosas para crear una sociedad más justa y pacífica. A menos que generación tras generación los jóvenes se eduquen para trabajar de manera consciente por superar toda forma de prejuicio, será difícil realizar una transformación de calado en cualquier esfera del orden social.

»Esto es por lo que trabaja la comunidad bahá’í y este curso tiene el mismo objetivo».

«En mis años de universidad cursé 35 asignaturas, pero esta es la única que cambió los principios fundamentales de mi forma de ver el mundo», afirma Emily Gorey, antigua alumna del curso titulado El problema de los prejuicios ofrecido por la Cátedra Bahá'í para la Paz Mundial. Presentación
2 imágenes

«En mis años de universidad cursé 35 asignaturas, pero esta es la única que cambió los principios fundamentales de mi forma de ver el mundo», afirma Emily Gorey, antigua alumna del curso titulado El problema de los prejuicios ofrecido por la Cátedra Bahá'í para la Paz Mundial.

Otra antigua alumna, Ashli Taylor, señala que el curso ayuda a los participantes a entender cómo se aplican los principios morales a su propia realidad social. «El curso analiza una idea muy abstracta como la paz y crea formas concretas para que pensemos en cómo podemos crear paz de forma tangible en nosotros mismos, en nuestra comunidad y en nuestra sociedad».

Y añade: «En los momentos que estamos viviendo ahora, he visto cómo los estudiantes se toman estos diálogos realmente difíciles e íntimos que hemos tenido en clase y cómo propician conversaciones constructivas sobre el racismo con sus amigos y familiares».

El curso, titulado El problema de los prejuicios, estimula un debate profundo sobre cinco temas centrales para el análisis del discurso sobre la paz que la Cátedra desarrolla: el racismo estructural y las causas del prejuicio, la naturaleza humana, el empoderamiento de las mujeres y la paz, la gobernanza mundial y el liderazgo, y los desafíos venideros de la globalización del medio ambiente.

El curso también repasa la investigación académica sobre estos temas y pide a los estudiantes que escriban sus reflexiones diarias en su esfuerzo por comprender en profundidad la naturaleza de los problemas sociales.

Mahmoudi explica que, al final de cada semestre, los estudiantes obtienen una conciencia más profunda de la unidad de la humanidad. «La gente a menudo se centra en un único tema y no ve la relación entre los diferentes problemas sociales y cómo se relacionan con la paz.

»Al hacer estos vínculos y pensar en las causas de los problemas sociales bajo la luz de los principios morales, los estudiantes salen del curso con una mayor preocupación no solo por el bienestar de un segmento de la sociedad sino por el de todos».