En un nuevo estudio se analiza la aplicación de principios espirituales como la esperanza y la resiliencia a la vida comunitaria

En un nuevo estudio se analiza la aplicación de principios espirituales como la esperanza y la resiliencia a la vida comunitaria

Un nuevo estudio analiza la aplicación de los principios espirituales a la vida comunitaria

24 de septiembre de 2021

INDORE, India — Un nuevo trabajo de investigación, publicado conjuntamente por la Cátedra Bahá'í de Estudios para el Desarrollo de la Universidad Devi Ahilya de Indore (India) y el Instituto de Estudios sobre Prosperidad Global (ISGP), analiza cómo las comunidades se inspiran en principios como la unidad del género humano y la interconexión de la humanidad con la naturaleza en sus proyectos para contribuir al bien común.

El documento, titulado Hope and Resilience: The Application of Spiritual Principles to Community Life (Esperanza y resiliencia: La aplicación de los principios espirituales a la vida comunitaria), se centra en la creación de sólidas redes de apoyo social en la gestión de los retos relacionados con el agua en el contexto de los asentamientos urbanos informales, encuadrado en una serie de artículos de investigación del ISGP denominada Occasional Papers on Insights from Practice (Documentos puntuales sobre los aprendizajes extraídos de la práctica).

Esta serie de publicaciones analiza las pautas que surgen cuando los grupos, las comunidades y las organizaciones se esfuerzan por aplicar principios unificadores y constructivos a sus vidas y actividades cotidianas, en sus esfuerzos por afrontar los retos que se les plantean y contribuir al progreso social.

«Una de las cosas que observamos hoy en día es que muchas personas están profundamente comprometidas con sus convicciones espirituales, y que estas son una poderosa fuente de motivación para llevar vidas virtuosas y contribuir a la mejora de sus comunidades», afirma Arash Fazli, profesor adjunto y director de la Cátedra Bahá'í.

Y añade: «Esta idea no goza de suficiente reconocimiento en la literatura académica sobre el desarrollo y, como consecuencia de ello, numerosas iniciativas de desarrollo social y económico no logran aprovechar estas fuentes de motivación».

El artículo profundiza sobre este tema: «Se aprecia una creciente aceptación entre investigadores y planificadores de que, si se soslayan los aspectos espirituales, culturales y religiosos de la vida humana y la sociedad, se obstaculizará la consecución del bienestar colectivo y de la prosperidad de la humanidad».

La colaboración entre la Cátedra y el ISGP se incluye dentro del marco de acción para contribuir al diálogo sobre el desarrollo.

La Cátedra Bahá'í se creó hace casi treinta años para promover la investigación interdisciplinar y la erudición en el campo del desarrollo desde una perspectiva que conciba la prosperidad humana como el resultado del progreso material y espiritual.

Fundado en 1999, el Instituto de Estudios sobre Prosperidad Global (ISGP) es una organización educativa y de investigación sin ánimo de lucro inspirada en las enseñanzas bahá'ís. Uno de los objetivos del ISGP es investigar, junto con otros, los papeles complementarios que la ciencia y la religión ―como sistemas evolutivos de conocimiento y práctica― pueden desempeñar en el avance de la civilización, mediante la investigación de asuntos cruciales para la vida de la humanidad.

La publicación (en inglés) está disponible en la página web del ISGP.