En Australia la pandemia impulsa el diálogo sobre cohesión social

June 6, 2020
La comunidad bahá'í australiana celebra un seminario en línea titulado ¿Saltar hacia atrás o hacia adelante? como parte de sus iniciativas por contribuir al discurso público sobre cohesión social.

SÍDNEY — Desde el inicio de la pandemia ha cobrado importancia el diálogo sobre las disparidades económicas y raciales, sobre las concepciones de «nosotros» y «ellos» y sobre la falta de participación en los procesos de toma de decisiones. Estos temas junto con otros fueron estudiados en un seminario web organizado la semana pasada por la Oficina de Asuntos Externos de la Comunidad Bahá'í de Australia.

Isa Walker, miembro de la Oficina, comenta: «Aunque esta crisis ha puesto de manifiesto más desigualdades y actitudes prejuiciosas, también ha impulsado un movimiento para vernos más como una familia. Si pudiéramos verlo como un miembro de una familia que tiene que sufrir para que otro prospere, reconoceríamos fácilmente el desequilibrio. Necesitamos mirar a toda la sociedad del mismo modo».

En el seminario en línea titulado ¿Saltar hacia atrás o hacia adelante? La Sra. Walker examinó con Hugh Mackay, destacado autor y psicólogo social australiano, la forma en que su sociedad podría reconsiderar sus nociones de identidad, prosperidad y vida económica a fin de superar las divisiones sociales.

Presentación
4 imágenes
En el seminario en línea titulado ¿Saltar hacia atrás o hacia adelante? la Oficina de Asuntos Externos de la Comunidad Bahá'í de Australia analiza junto con Hugh Mackay, un destacado autor y psicólogo social australiano, la forma en que la sociedad australiana podría reconsiderar sus nociones de identidad, prosperidad y vida económica a fin de resolver las decisiones sociales.

El Sr. Mackay afirmó: «Esta experiencia nos ha obligado a reconocer que en realidad tenemos la capacidad de ser más compasivos. Esta sociedad, con muy pocas excepciones, [está] mostrando que estamos preparados para vivir por un tiempo de una manera completamente diferente para cuidarnos unos a otros. Y creo que es una señal muy prometedora».

El Sr. Mackay también señaló que la reducción de la movilidad a la luz de la crisis ha llevado a un retorno a la vida de vecindario y ha permitido a las personas que residen en el mismo edificio de apartamentos o en la misma calle verse como parte de una comunidad. No son personas con las que elegimos vivir, sino que son personas que llevan este peculiar estatus humano de vecino. [...] Y la clave para la salud de cualquier sociedad es que los ciudadanos actúen como vecinos».

El seminario en línea, al que asistieron 250 participantes, se celebró en el marco de las iniciativas de la comunidad bahá'í australiana para promover el diálogo sobre la cohesión social mediante una serie de mesas redondas. Entre los participantes en el seminario figuraban funcionarios, organizaciones de la sociedad civil, periodistas, expertos universitarios y representantes de comunidades religiosas. Muchos manifestaron que la manera en que las ideas fueron debatidas les serviría para sustentar sus propias contribuciones en diversas áreas, entre las que se incluye la política gubernamental.

Presentación
4 imágenes
Fotografía tomada antes de la actual crisis sanitaria mundial. La comunidad bahaí australiana celebra periódicamente mesas redondas, como la que se presenta aquí, con diversos agentes sociales, expertos universitarios y comunidades religiosas para hacer avanzar el diálogo sobre la cohesión social.

Al reflexionar sobre el seminario y las mesas redondas anteriores, la Sra. Walker afirmó: «Nuestro objetivo con estos debates es contribuir a la creación de un consenso sobre cuestiones de interés nacional entre los numerosos sectores de la sociedad. Aplicando el principio de la consulta bahá'í hemos comprobado que se crea un espacio en el que se armonizan los distintos puntos de vista y se amplían los puntos de unidad. Por ejemplo, cada persona ofrece su punto de vista sin apegarse a él, lo que permite que todos lo examinen. El altruismo, el amor y la cordialidad son elementos necesarios para alcanzar el consenso y la unidad de acción».

A través de estos debates, la Oficina de Asuntos Externos de la comunidad bahá'í está reuniendo distintos puntos de vista en un documento que pretende transmitir una visión inclusiva sobre la cohesión social en Australia. Este documento se presentará al Gobierno y a las organizaciones de la sociedad civil a finales de este año.

«La expresión más plena de cualquier convicción espiritual solo puede darse en la acción. Necesitamos espacios a todos los niveles, especialmente en los barrios, donde la gente pueda consultar para entenderse mejor y buscar soluciones a los problemas que enfrenta nuestra sociedad. La consulta ofrece la oportunidad de crear una mayor cohesión permitiendo a las personas recurrir a principios espirituales, perspectivas diversas y valores positivos de sus culturas».