Apoyo mutuo en un colectivo de estudiantes de inglés durante la crisis sanitaria

April 22, 2020

VANCOUVER, Canadá — Durante los últimos quince años, un programa de inspiración bahá’í para estudiantes de inglés en Vancouver ha reunido a miles de personas para practicar las destrezas lingüísticas en el contexto de conversaciones sobre temas de calado social. En la actualidad, los profundos lazos de amistad que se han creado demuestran ser una fuente de vitalidad y de resiliencia en este período de desafíos.

«En el programa El Rincón del Inglés se ha fomentado deliberadamente una amistad sólida y un espíritu de empresa colectiva ―comenta Simon Grandy, director de la Fundación de Enseñanza Colibri―. Los participantes antiguos y nuevos sienten que pueden apoyarse unos a otros, no solo para superar los momentos difíciles sino también para entablar conversaciones sobre cómo aplicar ideas profundas de las enseñanzas bahá’ís en el servicio a la sociedad».

Cuando los grupos del Rincón del Inglés se reúnen, los participantes desarrollan algo más que destrezas lingüísticas. En cada reunión, estudian temas como la amistad, la unidad y la responsabilidad de las comunidades en el cuidado de todos. Reflexionan sobre cómo les afecta cada tema como individuos, cómo afecta a la sociedad y qué pueden hacer para poner en práctica las ideas de las que se habla.

Con Vancouver bajo las medidas de confinamiento, las sesiones de estudio se trasladaron al entorno digital.

«Creo que es muy importante mantener el contacto entre nosotros como comunidad en estos días estresantes ―comenta Aislinn, uno de los participantes―. Me siento más tranquila y optimista porque sigo en― contacto y aprendo con los demás».

Presentación
3 imágenes
En cada reunión, los grupos del Rincón del Inglés estudian temas como la amistad, la unidad y la responsabilidad de las comunidades en el cuidado de todos.

Recientemente, un facilitador del programa recibió una inesperada llamada telefónica de una persona que había participado en él 10 años antes y que había vuelto a Italia. Durante el confinamiento en su casa debido a las medidas sanitarias públicas imperantes en aquel país, esta persona se acordó de la calidez de las interacciones que había compartido con su grupo. «Hay mucha soledad por aquí. Me acordé de las conversaciones significativas que solíamos tener y quería ponerme en contacto».

«A veces no nos damos cuenta de lo importante que puede ser una conversación de corazón a corazón», comenta Simon.

Otro participante del programa explica: «Durante la crisis, El Rincón del Inglés ha sido de gran ayuda. [...] podíamos sentir la empatía de los demás porque sabíamos que todo el mundo se siente preocupado por esta situación. Nuestro mundo es grande, pero estamos todos muy cerca unos de otros a través de la amistad».