Jóvenes italianos crean una página web para promover la visión de un mundo mejor

2 de abril de 2020
En un momento de gran incertidumbre en su país, jóvenes italianos están analizando problemas de profunda importancia a través de los medios de comunicación, creando una serie de vídeos cortos que expresan sus reflexiones.

MANTÚA, Italia — Viendo indicios de una identidad colectiva en la respuesta del mundo a la crisis sanitaria mundial e inspirados por la visión de un mundo mejor, grupos de jóvenes italianos emplean los medios de comunicación para analizar temas profundos relacionados con la transformación social.

«Se exige a la humanidad un esfuerzo colectivo sin precedentes en este momento —describe uno de los jóvenes en uno de los vídeos publicados en la red—, un esfuerzo que reclama la construcción de capacidad para cuidar genuinamente de los demás».

Estos jóvenes promueven en medio de esta crisis un sentido de unidad más profundo con canciones e inspiradoras presentaciones en la red. Les motiva, en palabras de un joven de Trentino, «la esperanza que arde en nuestro corazón». Con el ánimo de establecer lazos de amistad entre la gente de toda condición, los jóvenes han colaborado también en la creación de una página web en la que todo el mundo puede publicar oraciones y escritos sagrados.

Jóvenes italianos promueven un sentido de unidad más profundo en medio de la actual crisis sanitaria mundial ofreciendo canciones e inspiradoras presentaciones en la red. Presentación
2 imágenes
Jóvenes italianos promueven un sentido de unidad más profundo en medio de la actual crisis sanitaria mundial ofreciendo canciones e inspiradoras presentaciones en la red.

Una fuente de inspiración para estas actividades es la afirmación de ‘Abdu’l-Bahá de que la humanidad debe ser considerada como «las olas de un solo océano, las gotas de un solo mar, las flores de un solo jardín, los árboles de un solo huerto, los granos de una sola cosecha y las plantas de un solo prado».

En uno de sus vídeos, un joven habla del servicio a los demás y declara: «Este no va a ser el último desafío al que nos enfrentemos, pero sabemos que podremos superarlo si cada uno se siente movido a renunciar, por amor a la humanidad, a lo menos importante por aquello que tiene una importancia mayor».

El jóven ha observado que la gente se plantea preguntas profundas acerca de la naturaleza de la sociedad y de las relaciones entre diferentes instituciones y que muchos exigen que se reconsideren los supuestos básicos sobre los que se organiza el mundo.

Existe una mayor conciencia de la unidad inherente de la humanidad. En palabras de otro joven, muchos son los que quieren profundizar sobre cómo «organizar nuestra sociedad de manera que se tomen decisiones para el bien de todos».

Otro joven afirma que la unidad « no solo es una emoción o un hermoso ideal», sino que constituye el fundamento para «afrontar los desafíos que ineludiblemente han de venir». Otro joven italiano publicó que conforme aumenta perceptiblemente la conciencia de la gente sobre su responsabilidad personal en lo colectivo, se pone en evidencia que lograr un mundo mejor «exige disciplina y mucho amor hacia todos».