El presidente de Israel visita el Centro Mundial para honrar el bicentenario en medio de una ola de conmemoraciones en Haifa y en todo el mundo

October 28, 2019

CENTRO MUNDIAL BAHÁ'Í — El domingo, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, vino a Haifa para honrar el 200 aniversario del nacimiento del Báb.

La visita sigue a una recepción para los dirigentes locales y a una apertura especial de dos noches del Santuario del Báb y de las terrazas en el Monte Carmelo, que vio a más de dieciséis mil visitantes caminando a través de los jardines bahá'ís, entrando muchos de estos en el Santuario, en una muestra conmovedora de alegría, reverencia y armonía social. Muchos también pudieron ver un breve documental sobre el Báb.

Este breve documental sobre el Báb se proyectó en la recepción del bicentenario para los dirigentes y dignatarios locales.

«Los valores de tolerancia y respeto están bien integrados en las dos ciudades donde tiene su sede el Centro Mundial Bahá'í: 'Akká y Haifa –señaló el Presidente Rivlin durante su visita–. El Estado de Israel se enorgullece y se complace en acoger a los creyentes bahá'ís y al Centro Mundial de la Fe bahá'í, que promueve los valores de paz y unidad entre las diferentes religiones».

Durante su visita, el presidente Rivlin se reunió con el Dr. David Rutstein, secretario general de la Comunidad Internacional Bahá'í, para visitar el santuario del Báb y dar un paseo por los jardines circundantes.

Con la puesta del sol, esta tarde, han comenzado los días sagrados gemelos bahá'ís en el Centro Mundial Bahá'í. Las conmemoraciones tendrán lugar los días 29 y 30 de octubre para celebrar el bicentenario del nacimiento del Báb y el 202 aniversario del nacimiento de Bahá'u'lláh en Sus santuarios sagrados.

Presentación
10 imágenes
Este viernes se celebró una recepción para los dirigentes y dignatarios locales en las zonas de Haifa y 'Akká. La alcaldesa de Haifa, Einat Kalisch-Rotem (segunda desde la derecha) habla con Carmel Irandoust (centro) de la Comunidad Internacional Bahá'í en Haifa.

La historia de la Fe bahá'í está profundamente conectada con Tierra Santa y se remonta a más de 150 años atrás. Después del martirio del Báb en la ciudad persa de Tabriz en 1850, Bahá'u'lláh y Su familia así como Sus compañeros más cercanos sufrieron una serie de exilios. El último destierro de Bahá'u'lláh fue a 'Akká en 1868, donde vivió los años restantes de su vida. El 31 de agosto del año pasado se cumplió el 150 aniversario de Su llegada a Tierra Santa, estudiado en las partes 1, 2 y 3 de una serie de podcasts publicados por el Servicio de Noticias Internacionales Bahá'ís.

Después del martirio del Báb, Sus restos fueron recuperados y ocultados por los bahá'ís hasta que se estableció un lugar de descanso final en el Monte Carmelo en Haifa, donde hoy en día un magnífico Santuario, rodeado de terrazas y jardines, ilumina la ladera de la montaña.

Esta semana tienen lugar celebraciones en prácticamente todos los países, los días 29 y 30 de octubre para conmemorar el bicentenario del nacimiento del Báb y el 202 aniversario del nacimiento de Bahá'u'lláh, respectivamente. Historias, vídeos y fotografías de las celebraciones en todo el mundo están disponibles en el sitio web del bicentenario.

Presentación
10 imágenes
Tras la puesta del sol, el Santuario iluminó la ladera de la montaña en Haifa.