A medida que aumenta la expectación por la finalización de la Casa de la Adoración, los dirigentes y jefes locales, que aparecen en esta imagen, expresan sus sentimientos de alegría y de sólida confianza en el futuro.

A medida que aumenta la expectación por la finalización de la Casa de la Adoración, los dirigentes y jefes locales, que aparecen en esta imagen, expresan sus sentimientos de alegría y de sólida confianza en el futuro.

«Unidos por su abrazo»: Los jefes de Vanuatu reflexionan sobre el papel unificador del templo

5 de septiembre de 2021

Mientras aumenta la expectación por la finalización de la Casa de Adoración bahá’í, los jefes locales expresan sentimientos de alegría y de sólida esperanza en el futuro.

TANNA, Vanuatu — Los dirigentes y jefes locales manifestaron hace poco al Servicio de Noticias su desbordante ilusión por la finalización de la Casa de Adoración bahá’í de Tanna (Vanuatu) expresando sus sentimientos de alegría y de sólida confianza en el papel unificador del templo en su sociedad.

«Que el templo construya otro en vuestro corazón», dijo el jefe Sam Suli Usamoli de la aldea de Bethel, en Tanna Occidental, en sus comentarios sobre la Casa de Adoración.

«Una vez terminada, deberíamos entrar en la Casa de la Adoración y dejar que las palabras que se entonen en ella calen hondo en nuestros corazones. [...] Entonces se minimizarán en gran medida los puntos de vista divergentes, ya que personas de diversas creencias se reunirán con unidad de pensamiento para consultar sobre su futuro».

Tras la finalización de la estructura de acero, se instaló la armadura de madera del techo y de la cubierta, lo que proporciona una mayor resistencia al edificio central y al armazón de su cubierta de acero inoxidable. A continuación, se instalaron una serie de listones de madera en la parte superior de la cubierta, que tiene forma de pliegues, para preparar el edificio central para su recubrimiento con paja natengora, fabricada con las hojas de una palmera que crece en la zona. Presentación
8 imágenes

Tras la finalización de la estructura de acero, se instaló la armadura de madera del techo y de la cubierta, lo que proporciona una mayor resistencia al edificio central y al armazón de su cubierta de acero inoxidable. A continuación, se instalaron una serie de listones de madera en la parte superior de la cubierta, que tiene forma de pliegues, para preparar el edificio central para su recubrimiento con paja natengora, fabricada con las hojas de una palmera que crece en la zona.

Otros comentarios se refirieron a cómo el templo cumple ciertas tradiciones locales que apuntan a un día en el que la gente experimentará una mayor unión.

«La llegada del templo y el impacto que ya ha tenido en la isla reafirman la tradición tana de que nuestro pueblo, como cañas separadas, se unirá un día en un solo manojo», declaró el jefe Tom Wapin de la aldea de Imafin, al norte de Tanna.

»Puedes romper una caña, pero no puedes romper un manojo», dijo.

Otros comentarios trataron la importancia de la Casa de Adoración ―que en los Escritos bahá’ís aparece mencionada como Mashriqu’l-Adhkár, cuyo significado es «Lugar de Amanecer de la Alabanza a Dios»― como espacio sagrado abierto a todos, un lugar donde la oración y la contemplación inspiran a servir a la sociedad.

Una vista aérea nocturna de la estructura del templo. Presentación
8 imágenes

Una vista aérea nocturna de la estructura del templo.

«Ver cómo diversos grupos de personas ya oran y sirven juntos me da esperanzas de que las personas de diferentes religiones caminarán como una sola, y que llegará una vida mejor», comentó Hellen Wap, representante de una iglesia local.

Y añadió: «Cuando oigo hablar del concepto bahá’í de unidad en la diversidad es como una luz que brilla resplandeciente, a la que cada persona aportará la suya propia».

El jefe Lawhva Kowiewi Tabe, de la tribu Lowinio, de Tanna Occidental, se hizo eco de estos sentimientos: «Como jefes, procuramos ayudar a nuestro pueblo con los problemas difíciles, y la Casa de la Adoración nos será de utilidad en este cometido. Estoy sumamente feliz de que todos los jefes de Tanna estemos unidos en su abrazo y más inspirados si cabe para servir a nuestra sociedad».

Reuniones presenciales realizadas conforme a las medidas de seguridad exigidas por el Gobierno. El deseo de un número creciente de personas de contribuir a una cultura de paz se ha expresado a través de actividades bahá’ís de construcción de comunidad, entre ellas las de acción social. Presentación
8 imágenes

Reuniones presenciales realizadas conforme a las medidas de seguridad exigidas por el Gobierno. El deseo de un número creciente de personas de contribuir a una cultura de paz se ha expresado a través de actividades bahá’ís de construcción de comunidad, entre ellas las de acción social.

Refiriéndose a la creciente conciencia del principio de la unidad de la humanidad, Nalau Manakel, miembro de la Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá’ís de Vanuatu, declaró: «Desde que se presentó el diseño del templo en 2017, hemos visto crecer el número de personas que desean orar juntas en espacios dedicados a la adoración colectiva».

Joe Nambuan, un dirigente local de West North Tanna, añadió: «Personas muy diferentes están empezando a rezar juntas de un modo inédito. [...] La Casa de Adoración bahá’í es pacificadora y ayudará a las comunidades a establecer y a preservar la unidad».

Reuniones presenciales realizadas conforme a las medidas de seguridad exigidas por el Gobierno. Los jóvenes participan en actividades educativas bahá’ís que crean capacidad de servicio a la sociedad. Presentación
8 imágenes

Reuniones presenciales realizadas conforme a las medidas de seguridad exigidas por el Gobierno. Los jóvenes participan en actividades educativas bahá’ís que crean capacidad de servicio a la sociedad.

Elody Nalawas, miembro de una asamblea espiritual local bahá’í en Tanna, profundiza más en este tema, explicando cómo el deseo de contribuir a una cultura de paz se fomenta asimismo en los programas educativos bahá’ís que crean capacidad de servicio a la sociedad.

«Personas de todos los orígenes, inspiradas por el templo, expresan el deseo de servir a sus comunidades, y se preguntan “¿cómo lo haremos?”.

»Al participar en iniciativas educativas bahá’ís, desarrollan su capacidad para contribuir, por ejemplo, a la educación moral de jóvenes y niños. Muchos emprenden actividades de acción social, como los proyectos agrícolas relacionados con la seguridad alimentaria. Estas acciones permiten que diferentes personas se reúnan, consulten y trabajen colectivamente para ocuparse de diferentes problemas sociales de sus comunidades».

Con un ritmo constante en la construcción de la Casa de Adoración local, entre los hitos alcanzados recientemente figuran la finalización de la estructura de acero del edificio central, su cubierta y la instalación del entramado de madera del techo. También se ha iniciado la colocación de los paneles de revestimiento interior del techo.

Una vista aérea de la Casa de Adoración bahá’í de Tanna. Presentación
8 imágenes

Una vista aérea de la Casa de Adoración bahá’í de Tanna.