Alentados por la primera ministra Ardern, los jóvenes de Nueva Zelanda presionan para poner fin al racismo

May 16, 2019

AUCKLAND, Nueva Zelanda — Durante casi dos décadas, los bahá'ís de Nueva Zelanda han estado promoviendo el discurso sobre la unidad racial a través de un proceso anual que reúne a estudiantes de secundaria de todo el país. Este año, la culminación de ese proceso ocurrió a la sombra de los ataques terroristas de Christchurch que sacudieron a la nación. Elogiados por la primera ministra del país, unos 100 jóvenes y adultos se reunieron el sábado para estudiar el problema crítico de la unidad racial.

La Hui y los Premios a Discursos sobre Unidad Racial fueron iniciados por la comunidad bahá'í con el patrocinio de la policía nacional, la Comisión de Derechos Humanos y otros colaboradores. Proporcionan una plataforma nacional para que los estudiantes de secundaria expresen sus ideas sobre cómo el país puede mejorar las relaciones interraciales. Este año, 180 estudiantes dieron discursos en eventos regionales por todo el país y los seis mejores oradores fueron elegidos para hablar nuevamente en la reunión nacional de la semana pasada en Auckland. Acompañando esos discursos hubo una conferencia de un día de duración en la que decenas de jóvenes de todo el país examinaron esta cuestión crítica.

«Me gustaría transmitir un cordial saludo a todos los que participan en la Hui y en los Premios a Discursos sobre Unidad Racial –escribió la primera ministra Jacinda Ardern en una carta con fecha del 7 de mayo–. En los últimos dieciocho años, los premios a Discursos sobre Unidad Racial han brindado a los jóvenes un espacio para profundizar su comprensión de las relaciones interraciales y compartir sus opiniones sobre cómo todos podemos ayudar a promover la unidad en Aoteaora».

Los discursos de los jóvenes sacaron a la luz ideas sobre el racismo y la unidad de la humanidad.

«La pigmentación no debería tener nada que ver con la forma en que nos tratamos unos a otros. Desafortunadamente lo hace –afirmó David Faalau-Solia del Colegio del Sagrado Corazón de Auckland–. Ahora, algunos dicen que Dios creó diferentes razas y con eso vienen todos estos problemas. Sin embargo, Dios creó una sola raza, es decir, la raza humana. Los seres humanos crearon el racismo».

La conferencia estuvo acompañada por un programa nocturno donde seis estudiantes de secundaria dieron discursos sobre unidad racial. (Fotografía: Ben Parkinson) Presentación
7 imágenes
La conferencia estuvo acompañada por un programa nocturno donde seis estudiantes de secundaria dieron discursos sobre unidad racial. (Fotografía: Ben Parkinson)

Inicialmente empezó siendo un concurso de discursos para estudiantes de secundaria. Con el fin de enriquecer el diálogo sobre la unidad racial entre los jóvenes participantes, en 2005 los organizadores del encuentro decidieron incluir una conferencia. Este año decidieron designarla con palabra hui, conferencia en maorí.

Este año, tras el ataque terrorista de marzo a dos mezquitas en Christchurch, se ha intensificado el diálogo nacional sobre prejuicios raciales y religiosos.

«No debería hacer falta que 50 personas pierdan la vida para que finalmente nos demos cuenta de que el racismo aún vive en Nueva Zelanda, ni tampoco deberían hacer falta 50 vidas para que nos unamos», afirmó Nina Gelashvili, del Kuranui College en Wairarapa.

La hui y los premios a discursos y han tenido un impacto especialmente oportuno, afirmó la primera ministra Ardern. El evento ha recibido una amplia cobertura en los medios de comunicación del país. También asistieron a la reunión el Ministro de Juventud del país, Peeni Henare, así como otros siete diputados.

«Les deseo todo lo mejor para los premios a Discursos sobre la Unidad Racial de este año y para la Hui. Estoy seguro de que el evento inspirará una discusión reflexiva, abierta y positiva. Alláh-u-Abhá», concluyó la primera ministra Ardern en su mensaje de media página.

La conferencia de un día de duración, celebrada en Te Mahurehure Marae, Auckland, se centró en el tema de los discursos por la justicia y del trabajo por la unidad.

«La hui es un espacio único en el que principalmente hay estudiantes de secundaria, También participan diputados y líderes de importantes ONG del país, –explicó Tarn Austin, uno de los organizadores de la comunidad bahá'í–. Es un tipo de espacio donde se da un auténtico sentido de conexión entre los jóvenes y los responsables políticos».

«Ahora, algunos dicen que Dios creó diferentes razas y con eso vienen todos estos problemas. Sin embargo, Dios creó una sola raza, es decir, la raza humana».


David Faalau-Solia del Instituto Sagrado Corazón de Auckland

En la conferencia hubo, además de conversaciones en grupos pequeños, una mesa redonda. Los oradores, la escritora Lynda Chanwai Earle, la abogada y activista maorí Kingi Snelgar y la líder comunitaria Mehpara Khan, reflejaron la diversidad del país. Cada orador complementó y construyó sobre los comentarios de los demás, enriqueciendo la cuidadosa exploración durante todo el día de los conceptos de justicia y unidad.

«A lo largo de la hui, los participantes dijeron repetidamente que se trataba de un espacio increíble en el que interactuaban con personas que eran diferentes de uno pero que tenían el mismo sentido de propósito ―afirmó Austin―. Pero la gente también pregunta: '¿Cómo podemos llevar esto de vuelta a donde venimos?, ¿Cómo nos aseguramos de que haya una acción que surja de esto y no sea un evento aislado?'».

Los jóvenes participantes se fueron con planes concretos para contribuir a la unidad racial y a la armonía social. También están redactando una declaración colectiva sobre las relaciones interraciales.

Los organizadores además realizaron dos conferencias regionales a principios de este año: una en New Plymouth el 1 de marzo y otra en Wellington el 6 de abril, que reunieron en total a unos 60 participantes.

Los vídeos de la 19ª edición de los premios a los discursos pueden verse en línea.

La conferencia también incluyó una mesa redonda entre la escritora Lynda Chanwai Earle, la abogada activista maorí Kingi Snelgar y la líder comunitaria Mehpara Khan. (Fotografía: Ben Parkinson) Presentación
7 imágenes
La conferencia también incluyó una mesa redonda entre la escritora Lynda Chanwai Earle, la abogada activista maorí Kingi Snelgar y la líder comunitaria Mehpara Khan. (Fotografía: Ben Parkinson)