Grito de protesta por la atroz sentencia de muerte de un bahá’í yemení

January 9, 2018

SANA'A, Yemen — Más de 100 conocidos activistas, abogados y líderes de pensamiento han alzado sus voces durante la semana pasada en protesta por la orden de sentencia de muerte del bahá'í yemení Hamed bin Haydara, injustamente encarcelado hace cuatro años por sus creencias religiosas.

El 2 de enero de 2018, el Tribunal Penal Especializado en Sana'a, Yemen, condenó al Sr. Haydara, a ser ejecutado en público. Además, el juez ordenó la disolución de todas las instituciones bahá’ís elegidas, lo cual coloca a la comunidad bahá’í en su conjunto en peligro inminente. Sin embargo, a raíz de esta sentencia indignante en Sana’a, una ciudad controlada por los hutíes, una ola de apoyo a la comunidad bahá'í en Yemen ha cobrado impulso en toda la región .

Cabe destacar especialmente la respuesta en el mundo árabe. Las organizaciones prominentes de medios de comunicación han publicado el caso, calificando los cargos contra el Sr. Haydara como una clara y grave violación de los derechos humanos. Se lanzó una petición y hasta el momento se han reunido numerosas firmas de líderes y personas bien conocidas en la región. La Iniciativa Yemení para la Defensa de los Derechos de los Bahá'ís, un grupo activista que se formó en abril, ha llegado a decenas de miles de personas en el país a través de publicaciones sobre el caso.

«Numerosos informes señalan claramente la implicación insidiosa de las autoridades iraníes en la persecución de la comunidad bahá'í en Yemen», declaró Bani Dugal, la representante de la Oficina de las Naciones Unidas de la Comunidad Internacional Bahá'í en Nueva York.

Este fallo no tiene precedentes en la persecución de los bahá'ís en Yemen y refleja los actos de injusticia que enfrenta la comunidad bahaí en Irán.

El Sr. Haydara fue arrestado arbitrariamente en su lugar de trabajo el 3 de diciembre de 2013 y ha permanecido en prisión desde entonces. Su caso se ha caracterizado por la falta total de garantías procesales.

Las persecuciones contra la Comunidad Bahá'í de Yemen por las autoridades en Sana’a han ido en aumento en los últimos años. Actualmente, otros seis bahá'ís están encarcelados en Sana’a privados de derechos humanos fundamentales.